Archivos de la categoría ‘Camino de Santiago 2012’

Gracias y hasta pronto

Publicado: 2 de julio de 2012 en Camino de Santiago 2012

Hoy he vuelto a la rutina. Las vacaciones terminan, siempre son cortas, y después hay que volver a currar.

Ha sido una experiencia inolvidable. No solo por el documento escrito y los cientos de fotos que me he traido. Han sido 15 dias de aventura, 940 kms en los que he tenido un poco de todo. Me he divertido muchisimo y he disfrutado del camino pero también he sufrido y me he golpeado y magullado en más de una ocasión.

He conocido gente de todas las clases. Personas con muchas cosas que contar. Personas que vale la pena conocer. Personas altruistas y otras que no lo son tanto. Gente de todos los lugares del mundo.
También he conocido lugares increibles. Parajes que jamás habría conocido de no haber hecho algo como esto.

Todo esto va a ser dificil que se borre de mi memoria.

Quiero agradecerle a Alex sus consejos y el material prestado. Ha sido vital.
A mi niña, Espe, también por sus consejos y su experiencia en el Camino y su apoyo diario incondicional. Y por dejarme verte un ratito a la vuelta…
A mi familia, por supuesto, por estar siempre ahí.
A todos los hospitaleros de los albergues que realizan esa labor desinteresada y altruista. Y a esa gente anónima que ha podido ayudarme durante el camino.

Y quiero dar las gracias, en definitiva, a todos los que habéis seguido mi día a día en el blog. Los que habéis comentado y me habéis dado vuestro apoyo y vuestros ánimos diarios. Aunque no os contestase, intentaba leeros cada dia y, realmente, me daba fuerza.

Espero que, al menos, os haya entretenido un rato. Yo me lo he pasado muy bien contándolo.

Va por todos vosotros.

¡Gracias!

He despertado con menos pereza que en dias anteriores. He repasado mentalmente los 12 dias que llevo metido en esta aventura. Una experiencia inolvidable, sin duda. Y de pronto una cierta pena me ha invadido… Esto se acaba.

El dia amanecía lluvioso y con rachas de viento. A las 8.30 estabamos en marcha con las pilas cargadas pero con la lluvia y las primeras rampas ya empezabamos a sufrir.

Esperabamos una etapa sencilla pero no ha sido asi. Importantes desniveles se continuaban y iban desgastandonos. Excepto por algun divertido descenso el tramo no tiene mucho q destacar.
Al llegar a Arzúa deciamos adios al solitario y tranquilo camino del norte y enlazabamos con el multitudinario y a veces incomodo camino francés.
Grupos de peregrinos cada 100 metros. A veces se hacia complicado no llevarte por delante alguno.

El tramo discurre entre aldeas y bosques de eucaliptos y robles. Un paraje precioso.

image

Antes de llegar a Santiago hay que subir al Monte do Gozo. Si, subir. Nadie dijo que fuera facil. Y el Monte do Gozo puso a prueba nuestras ultimas fuerzas. No es excesivamente duro ni largo pero despues de 60 kms hoy y los de todos estos dias parece el Mortirolo.

Por fin arriba lo podemos celebrar. Estamos a apenas 4 kms de la catedral de Santiago y esta vez si parece un descenso triunfal.

image

Descendiendo empiezo a sentir cierta emoción. Lo hemos conseguido. Pero he dicho que no iba a ser facil y apenas a 500 metros de la plaza del Obradoiro pincho… La rueda de atras rodando sobre la llanta. Por suerte esos ultimos metros son en descenso y me permiten llegar empujando la bici.

Por fin entramos en la plaza y entonces si me emociono con ganas. Se me cae mas de una lágrima y Lisandro y yo nos fundimos en un gran abrazo. Ahora si lo hemos conseguido!

image

image

Ha sido estupendo compartir estos dias contigo, Lichi !

Penultima etapa antes de llegar a Santiago. El dia se presenta encapotado y ventoso.
Nos espera una etapa larga, la mas larga y, por suerte, el sol nos da una tregua.

Desde el principio hemos ido siguiendo caminos asfaltados y pistas forestales.
Las primeras rampas nos asustan un poco y mas despues del infierno sufrido ayer.
Nos cuesta coger ritmo aunque el entorno es perfecto para montar en bici.
image

image

Cruzamos pastos y prados. Atravesamos bosques de robles y pinos por largas y divertidas pistas. La primera parte de la etapa ha sido muy plácida. Sin embargo aun nos quedaba mucha etapa y el cansancio de ayer ha hecho mella.

La segunda parte, a partir de Baamonde, tambien discurre entre bosques, pastos y pequeñas aldeas. Pero esta vez ibamos a encontrarnos con mas rampas que nos van a hacer sufrir y parar en varias ocasiones a coger aire. Por suerte, como digo, el sol se ha dejado ver poco y la brisa fresca nos ha conseguido espabilar un poco despues de comer tranquilamente.
image

Solo en un par de ocasiones tenemos q bajarnos de la bici por culpa de las condiciones del terreno. El dia a dia del camino.
image

En definitiva, ha sido una etapa muy divertida para rodar. Quizas la que mas. Hemos conseguido hacer 84 kms y dejar Santiago a tiro de piedra. Nos restan 60 para llegar.

Mañana al mediodia seguramente nos encontremos ya en Arzúa, población en la que termina el camino del norte y se une al francés. Ya a partir de alli iremos acompañados de muchos, muchos mas peregrinos que vendran haciendo el camino francés.
Desde Arzúa ya solo nos quedarán 40.
Esto se acerca a su fin.
image

image

Por si no lo sabiais puse nombre a mi bici… Y se llama como veis, Marcela. Se puso muy contenta al pasar por aquella aldea…

Desayunamos en el hotel. El cielo está oscuro y parece que caen unas gotas.
Hoy nos espera una etapa corta pero complicada. Muy complicada.

La mañana comienza con importantes rampas de ascenso, para ir despertando. Las flechas nos conducen por el monte y caminos asfaltados. Tenemos que bajarnos en varias ocasiones de la bicicleta para empujar y la primera parte de la etapa se hace eterna.

image

Al menos las señales del camino empiezan a mostrar la distancia hasta Santiago lo que, parandome ahora a pensarlo, no se si es bueno o malo…

image

Si pensabamos que la primera parte de la etapa habia sido dura, es porque aun no nos habiamos enfrentado a la segunda.

Al llegar a Mondoñedo, un bonito pueblo con historia, vemos las primeras rampas.

image

Sabiamos que teniamos por delante un tramo de cerca de 10 kms de ascenso. Pero no podiamos imaginar que ese tramo iba a ser infernal.
Comenzabamos a 50 m sobre el nivel del mar. Los repechos asfaltados se sucedian con pendientes que asustaban. Despues de cada una descendiamos unas decenas de metros y volviamos a ascender. Solo algunas fuentes del camino consiguen paliar un poco el calor y un sol que abrasaba.

image

Hasta 6 veces nos bajamos de la bicicleta, casi todas a descansar, hidratarnos o comer, excepto a falta de apenas 800 m. q nos lleva casi media hora superar, arrastrando la bicicleta y sufriendo un sol de justicia sobre la espalda.

Por fin coronamos el terrorifico puerto y nos dirigimos casi por llano hacia Abadín, donde hemos decidido quedarnos en lugar de llegar a Vilalba, la primera idea. El cuerpo no responde, estamos destrozados.

Nos restan aun 140 kms hasta Santiago y dos etapas para conseguirlo. Segun nos dicen la ultima etapa, desde Arzúa, tiene un perfil muy favorable. Vamos que esta tirada. Asi que con un esfuerzo manaña lo tenemos hecho.

Cuando he abierto el ojo Lichi ya estaba preparandose. Estaba con ganas de montarse en la bici. Yo hice un poco de pereza para variar, pero su energia me animó y me puse en pie.

Afrontabamos una etapa, a priori, poco complicada. El dia amanecía con niebla que se pegaba a la cara con cada pedalada.image

Intentamos seguir a rajatabla las flechas que marcan el camino, Evitando en lo posible la carretera nacional. Sin embargo nos encontramos con algunos obstáculos en forma de barro que nos hacen perder mucho tiempo e incluso en una ocasión tenemos que darnos la vuelta y retomar la carretera.

image

En Luarca hacemos nuestra primera parada para comprar el pan y un poco de fruta. Pasamos junto a unos licores que llaman nuestra atención…

image

A mitad de etapa empiezo a notarme agotado. Me cuesta mantener un ritmo decente y las rampas se me hacen interminables. No necesitaba comer, acababamos de parar. Lo que necesitaba espabilarme. Paramos en una gasolinera y cojo una bebida energetica. El chute me da alas. En cuestion de minutos me encuentro genial y con ganas de mas asi que nos ponemos en marcha.

image

Era nuestra ultima etapa por la costa y queriamos disfrutar un poco mas del mar, asi q cuando pudimos nos desviamos por unos caminos hasta unos preciosos acantilados, a comer algo y descansar un poco.

image

El resto de la etapa fue bordeando algunos otros acantilados hasta llegar a Ribadeo, primer pueblo de Galicia, al que accedemos despues de sortear la ria atravesando su majestuoso puente.

image

Ya en Ribadeo llegamos a la plaza del pueblo, no si sufrir un poco mas las rampas de sus escarpadas calles, y cogemos otra habitacion de hotel.

No ha sido un dia muy duro, aunque me costó un tiempo por la mañana hasta que entrè en calor. Si embargo a Lichi le he visto genial. No le he visto sufrir y si disfrutar muchisimo de principio a fin.

image

Hoy por fin he podido relajarme un poco. La mitad de la etapa parecia dura pero comparado con dias anteriores ha sido casi un paseo.

Me he levantado otra vez un poco tarde y haciendo pereza pero he remontado rápido.
Hacía buen dia, solete y brisa fresca. Y tengo ganas de llegar a Cadavedo y ver a Lichi.

A los pocos kilometros paro a comprar unas rosquillas y unos batidos para desayunar y el pan.
Tranquilo en un banco al solete me tomo mi desayuno, pero en el bar de en frente un hombre llama mi atención. Me invita a un café y me desea buen camino despues de un poco de conversación…

Me pongo en marcha y empieza el rompepiernas. Una sucesion de ascensos y descensos de 2 y 3 kilometros. Me lo tomo con calma, dosificando, aunque me encuentro muy fuerte fisicamente. Quizas de los mejores dias.

El camino me lleva casi siempre por la carretera nacional. Bastante incomoda en algunos tramos, como de costumbre. Ademas cada vez que el camino se mete en el bosque otras indicaciones recomiendan las bicis por la carretera. Obviamente les hago caso, casi siempre.

Una de las recomendaciones la.ignoro y me meto por el bosque ademas parece un atajo.

image

image

Ya se el por qué de la recomendacion. Me cuesta bastante avanzar en algunos tramos pero despues de cargar la bici por encima de un tronco, arrastrarla de espaldas por un barrizal y cruzar un par de arroyos empapandome los pies, consigo salir de alli.
Pudo haber sido un grave error pero el atajo ha merecido la pena. Ha sido divertido y el entorno boscoso era increible.

image

El resto del camino por carretera tiene poco que destacar. Continuas subidas y bajadas por la antigua trazada de la nacional 624.

Por fin llego a Cadavedo. Es el dia que mas pronto he llegado. Las 16.00h.
Me encuentro muy bien, poco cansado, aunque algunas agujetas han empezado a notarse.

image

Lichi ya esta aqui. Esta con ganas creo q le gustara la experiencia. Mañana creo q llegaremos a Ribadeo, ultimo pueblo de la costa. Depende de nuestras fuerzas.

Despierto casi a las 8 dando vueltas en la cama. Me encuentro algo cansado pero con ganas de continuar.
Desayuno fuerte por cortesia del hotel y me pongo en marcha.

Hace una temperatura excelente y parece que va a brillar el sol. Al final va a tener razón aquel hombre.

La primera mitad de la etapa, hasta que llego a Gijón, es dura, muy dura.
Desde que llego a la bifurcación de la que parte el Camino Primitivo, en la cual me lio y me voy dirección Oviedo, la carretera comienza a empinarse para ascender al Alto de la Cruz, entre bosques de eucaliptus. Una rampa de unos 6 kms para sortear los mas de 400 m de altura del pico.
El ascenso me destroza y estoy sudando como un pollo… Lo peor en estos casos es que tienes un descenso en el que se suele coger velocidad, entonces te jodes de frio…

image

Pero solo al principio hasta que te aclimatas o, si la bajada es muy larga te secas completamente.
Este era el caso, incluso durante unos segundos supero los 60 kms/h, eso si, con total visibilidad y curvas suaves. Muy divertido.

image

En Gijón poco que comentar. La playa parecía Benidorm por la cantidad de gente que había. La verdad que el dia invitaba a ello. Yo abandono la ruta oficial y me meto por el paseo maritimo para subir al cerro fortificado de Santa Catalina. Hay unas vistas preciosas y son un gran sitio para almorzar.

image

image

A la salida de la ciudad compro pan y fruta. La amable tendera me regala agua fria y unas cuantas cerezas.
Ya saliendo de Gijón afronto lo que creia que iban a ser unos 25 kms mas. Sin embargo se convierte en el tramo mas tedioso.
Tengo que dirigirme hacia Avilés y el unico modo es coger la nacional. Hay arcén pero está sucio y lleno de grava. El sol calienta con rabia y los pequeños repechos se hacen eternos.

Por fin cojo una senda que parece coger un atajo y en cuanto encuentro cobijo a la sombra de una iglesia paro a descansar y a comer.

Casi una hora mas tarde me pongo en marcha, con un sol de justicia y la panza llena. Aun me quedan 15 kms hasta Salinas y según mis calculos ya debería haber llegado…

En Aviles el camino te lleva por medio de la ciudad lo que permite disfrutar de su precioso casco antiguo. No hay casi nadie por las calles y cuando paso junto a la terraza de un bar el camarero observa mi penoso ascenso por la calle y me ofrece hielo para mi agua.
Ese hielo me da la vida. Pero en realidad no es el hielo. La gente es buena, casi toda, y si tienen la oportunidad no dudan en ayudarte. Muchas veces sin pedirlo, como llevo observando y poniendo en práctica todo el camino.
Pues es esa sensación la que cada dia me da un puntito mas de energia para continuar y de seguridad ante cualquier imprevisto.

image

image

Tras 78 kms, casi 20 mas de los calculados, llego a Salinas.
Aqui no hay albergue asi que me vuelvo a meter en un hotel con ofertas para peregrinos.

Mañana la etapa hasta Cadavedo debería ser relativamente corta, 57 kms. A ver lo que me encuentro.

image