Etapa 8. Villaviciosa – Salinas. 78 kms.

Publicado: 24 de junio de 2012 en Camino de Santiago 2012

Despierto casi a las 8 dando vueltas en la cama. Me encuentro algo cansado pero con ganas de continuar.
Desayuno fuerte por cortesia del hotel y me pongo en marcha.

Hace una temperatura excelente y parece que va a brillar el sol. Al final va a tener razón aquel hombre.

La primera mitad de la etapa, hasta que llego a Gijón, es dura, muy dura.
Desde que llego a la bifurcación de la que parte el Camino Primitivo, en la cual me lio y me voy dirección Oviedo, la carretera comienza a empinarse para ascender al Alto de la Cruz, entre bosques de eucaliptus. Una rampa de unos 6 kms para sortear los mas de 400 m de altura del pico.
El ascenso me destroza y estoy sudando como un pollo… Lo peor en estos casos es que tienes un descenso en el que se suele coger velocidad, entonces te jodes de frio…

image

Pero solo al principio hasta que te aclimatas o, si la bajada es muy larga te secas completamente.
Este era el caso, incluso durante unos segundos supero los 60 kms/h, eso si, con total visibilidad y curvas suaves. Muy divertido.

image

En Gijón poco que comentar. La playa parecía Benidorm por la cantidad de gente que había. La verdad que el dia invitaba a ello. Yo abandono la ruta oficial y me meto por el paseo maritimo para subir al cerro fortificado de Santa Catalina. Hay unas vistas preciosas y son un gran sitio para almorzar.

image

image

A la salida de la ciudad compro pan y fruta. La amable tendera me regala agua fria y unas cuantas cerezas.
Ya saliendo de Gijón afronto lo que creia que iban a ser unos 25 kms mas. Sin embargo se convierte en el tramo mas tedioso.
Tengo que dirigirme hacia Avilés y el unico modo es coger la nacional. Hay arcén pero está sucio y lleno de grava. El sol calienta con rabia y los pequeños repechos se hacen eternos.

Por fin cojo una senda que parece coger un atajo y en cuanto encuentro cobijo a la sombra de una iglesia paro a descansar y a comer.

Casi una hora mas tarde me pongo en marcha, con un sol de justicia y la panza llena. Aun me quedan 15 kms hasta Salinas y según mis calculos ya debería haber llegado…

En Aviles el camino te lleva por medio de la ciudad lo que permite disfrutar de su precioso casco antiguo. No hay casi nadie por las calles y cuando paso junto a la terraza de un bar el camarero observa mi penoso ascenso por la calle y me ofrece hielo para mi agua.
Ese hielo me da la vida. Pero en realidad no es el hielo. La gente es buena, casi toda, y si tienen la oportunidad no dudan en ayudarte. Muchas veces sin pedirlo, como llevo observando y poniendo en práctica todo el camino.
Pues es esa sensación la que cada dia me da un puntito mas de energia para continuar y de seguridad ante cualquier imprevisto.

image

image

Tras 78 kms, casi 20 mas de los calculados, llego a Salinas.
Aqui no hay albergue asi que me vuelvo a meter en un hotel con ofertas para peregrinos.

Mañana la etapa hasta Cadavedo debería ser relativamente corta, 57 kms. A ver lo que me encuentro.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s